Saltar al contenido

¿Cuál es la humedad ideal para tu hogar?

marzo 17, 2022
Humedad ideal para el hogar

Introducción

Para conseguir una sensación acogedora en tu hogar, no solamente tendrás que preocuparte de mantener una buena temperatura, sino cuidar también de la humedad. Ya que en muchas ocasiones habrás experimentado una sensación térmica muy distinta a la que indicaba tu termómetro.

Esto se debe a que la humedad también afecta la manera en que sentimos el calor, y no para bien. Cuanta más humedad haya en el ambiente, mayor será la sensación de calor, y a menor humedad sentiremos más frescor. Si sudamos más con humedad es porque nuestro cuerpo no puede eliminarla tan fácilmente a través de nuestra piel.

Así que, al igual que nos preocupamos por la temperatura, será importante mantener una buena humedad en la estancia. En este caso, al igual que en muchos otros, los extremos no son buenos, y por lo tanto se recomienda mantener una humedad en torno al 50-55%, ya que tanto una humedad demasiado elevada (por encima del 60%) o demasiado baja (por debajo del 40%) tiene numerosas consecuencias para la salud y calidad del aire. 

Por lo tanto, nosotros recomendamos siempre mantener un control de los niveles de humedad, si quieres saber cómo, puedes descubrir nuestra guía sobre cómo medir la humedad en casa.

Cómo combatir la humedad alta

En España, por lo general los problemas de este tipo suelen originarse por niveles elevados de humedad en el ambiente. Por lo que, al reducir el exceso de humedad no solo mejoraremos la sensación térmica en casa, sino que también combatiremos todas las posibles consecuencias que tiene para la salud un exceso de humedad, como por ejemplo la presencia de bacterias, virus y hongos en el aire.

Para reducir los niveles excesivos de humedad, lo más recomendable es utilizar deshumidificadores. Aquí te presentamos una compilación de los deshumidificadores más valorados del mercado.

Cómo combatir la humedad baja

A pesar de que no es lo más común, también existen casos en los que la humedad del hogar alcanza niveles muy bajos, sobre todo en los meses de invierno en los que el continuo uso de la calefacción, provoca que el aire de las estancias de la casa se vuelva mucho más seco.

De esta forma, al igual que con humedad alta, podríamos sufrir las posibles consecuencias de una humedad baja, entre las que destacan irritaciones, tos, picor de ojos… Las cuales pueden llegar a ser muy molestas si no se corrige el nivel de humedad.

Reducir el tiempo de uso de la calefacción no es una opción muy viable si no quieres obligarte a usar 4 capas de ropa dentro de casa en los meses más fríos del año, y esperar a que llueva para conseguir que aumente la humedad en el hogar sería una opción muy arriesgada en caso de que vivas en zonas de poca lluvia en España.

Por lo tanto, si la humedad baja en tu hogar es una constante y quieres combatirla a la vez que creas un ambiente acogedor y perfumado, puedes visitar nuestras comparaciones sobre los mejores humidificadores de vapor frío o incluso los mejores humidificadores para bebés en caso de que busques modelos más orientados a cuidar del aire de los más peques de la casa.